Habitat for Humanity como modelo de viviendas a bajo precio

El Charlotte Journalism Collaborative (CJC) se lanzó en el 2019 con un enfoque en soluciones para la crisis de viviendas a bajo precio. Desde el control de los precios de los alquileres hasta recaudaciones de fondos para viviendas, las comunidades están tratando de encontrar soluciones, buscando asegurarse de que todos puedan costear un techo sobre sus cabezas.

In English

El modelo de “viviendas en colaboración” fue desarrollado en 1976 en una granja comunitaria en Georgia rural por Millard y Linda Fuller. El concepto se convirtió en Habitat for Humanity y hoy en día construye y mejora viviendas asequibles para familias en los 50 estados y en más de 70 países.

Bajo el modelo de Habitat, las personas necesitadas de vivienda trabajan codo a codo con voluntarios para construir sus hogares. Préstamos sin fines de lucro ayudan a hacerlo asequible para los nuevos propietarios, y el dinero recaudado por la organización se destina a un fondo para construir más hogares.

Según la filial local, Habitat for Humanity of the Charlotte Region, en los últimos 40 años se han construido o rehabilitado más de 2,200 hogares en la región de Charlotte.

En julio, las organizaciones de noticias que forman parte del CJC decidieron explorar el modelo de Habitat para comprender mejor cómo funciona, sus beneficios y sus limitaciones. Esto se produce tras la cobertura local del  Jimmy & Rosalynn Carter Work Project 2023, que construyó 27 viviendas nuevas en Meadows at Plato Place, una comunidad en el oeste de Charlotte. También coincide con el 40º aniversario de la filial local de Habitat.

Incluso en un mundo cambiante donde algunos cuestionan si ser propietario de una vivienda sigue siendo parte esencial del sueño americano, poseer una casa sigue siendo una herramienta importante para crear riqueza generacional y construir movilidad económica.

Las siguientes historias muestran el impacto de Habitat en familias y vecindarios en Charlotte.

En esta serie del CJC, compartimos historias de propiedad de vivienda, examinamos programas críticos de reparación de viviendas, explicamos cómo la impresión 3D podría aportar innovación a Charlotte y exploramos cómo las asociaciones respaldan las necesidades de vivienda de la comunidad LGBTQ+. Miramos más allá de Charlotte para explorar filiales rurales y áreas sin un Habitat local, y hablamos con propietarios latinos sobre su experiencia encontrando asequibilidad en condados circundantes.

Las siguientes historias representan el trabajo de seis reporteros y se combinan para crear una exploración exhaustiva de uno de los modelos más antiguos de viviendas asequibles en Charlotte. Es parte de ‘I Can’t Afford to Live Here’, un proyecto de reportaje colaborativo de varios años centrado en soluciones para la crisis de viviendas asequibles. Lea la serie completa en charlottejournalism.org o en cualquiera de los sitios web de nuestros socios.